• 96 páginas | 21 x 27 cm | cartoné
  • Traducción: Belén Santana
  • ISBN: 978-84-18821-45-5
  • Takatuka Álbumes

¡Ey, ey, ey, Taxi!

23,00 

Un taxi es un vehículo mágico, como la escoba de una bruja, pero sobre cuatro ruedas. Te montas en él y te lleva a donde tú quieras. ¿Pero qué pasaría si la magia continuará? ¿Si en el taxi de repente empezasen a suceder historias, unas fantásticas, otras absurdas, pero a la vez divertidas, todas protagonizadas por personas y animales y gigantes y un capitán con cuatro sombreros de pirata? ¿Qué pasaría si el taxi fuese de pronto la puerta de entrada al mundo fantástico de los niños y las niñas?

Jugando con la doble perspectiva del escritor que hace de narrador, Stanišić ha creado con su hijo un mundo insólito, con leyes propias, que comienza siempre con un viaje en taxi, que puede conducir a cualquier lado, a través del tiempo y del universo, y que concluye siempre de vuelta a casa, junto al hijo.

White Ravens 2021
Finalista del Premio de Literatura Infantil y Juvenil de Alemania 2022

Reseñas

«Un estupendo libro-taxi que nos lleva al centro mismo de la imaginación». Antonia Justicia, La Vanguardia

«El universo onírico y descacharrante propuesto por los autores, retratado con magia y un explosivo uso del color por la artista alemana Katja Spitzer, supone una interesante salida a una vía de servicio de igual calidad en la literatura infantil actual, acostumbrada a temáticas que se repiten una y otra vez». Canal Lector

La prensa alemana sobre la edición original en alemán:
«Todo resulta muy surrealista, casi una chaladura, pero a los niños seguro que no les va a sorprender. ¿Por qué le debería a uno resultar extraño que todo el mundo parezca un lugar mágico, cuando se está en una edad en la que la respuesta a la pregunta “¿Qué es lo que más te gusta hacer?” es “locuras”. Todas estas historias son grandes locuras, locuras con mucha sustancia, locuras con olor a premio de literatura». Tobias Becker, SPIEGEL

«Casi todas las historias resultan desconcertantes, también las más elaboradas. Pero lo mejor es –también para el narrador– la vuelta siempre al lado del hijo. En este sentido, ¡Ey, ey, ey, taxi! resulta ser una gran declaración de amor.» Judith von Sternburg, Frankfurter Rundschau

«Entre las maravillosas características del genial narrador Saša Stanišić está sin duda una fantasía que seguro que no se agotaría ni el último rincón del desierto más solitario y yermo. […] ¿A quién de sus admiradores le puede sorprender que el primer libro infantil de Stanišić sea un precioso canto a la creatividad?». Lars von der Gönna, Westdeutsche Allgemeine

«Una capacidad de fabulación inagotable, un libro sorprendente, emocionante y extravagante, un libro para deleitarse desde el principio al fin y que funciona como inspiradora invitación para sentar la propia imaginación en un vehículo tan fantástico y atravesar universos desconocidos». Marion Klötzer, Badische Zeitung

Ver más